ELEGANT SIMPLICITY
Too Many Goodbyes

2007 Proximity Records


01- Mood # 10
02- Unconditional
03- Every Time I Think of You
04- And Pure
05- Lost Summer
06- Kiss Away The Pain
07- Fragments



 

 

¿Es la música de Steven McCabe realmente simple y elegante? Escucha su nuevo trabajo, Too Many Goodbyes y, a las primeras notas del primer tema, titulado Mood #10 posiblemente te des cuenta de que su música es, cuando menos, directa. Con una larga discografía a sus espaldas, el inglés se ha caracterizado siempre por ideas musicales directas y claras, con una evidente conjuncion entre guitarras, teclados, bajo, voz y batería que define su estilo por sí solo. Su música es rock, si, cercano a lo progresivo y sinfónico, elegante pero no simple, en mi opinión. Steven McCabe se hace cargo, una vez más, de guitarras y teclados en este trabajo, dejándose acompañar de Ken Senior a las voces y del batería Christopher Knight.

Con respecto a los 7 temas que componen Too Many Goodbyes, diré que Mood #10 es un ejercicio de instrumentación progresiva. Percusiones frenéticas se mezclan con un bajo funky, la guitarra eléctrica haciendo la melodía y multitud de sonidos de sintetizador, incluyendo un oscuro órgano haciendo de background y sonidos analógicos haciendo diversos dibujos. Unconditional comienza con pegada, pero poco después se transforma en una pieza melódica, incluyendo, como prácticamente todo el disco, sonido de órgano. En este caso, el tema, a medio tempo incluye ya la voz de Ken Senior. Everytime I Think of You es una canción inspirada en la pérdida irrecuperable de las personas a las que queremos y And Pure, otro tema instrumental, recupera la estructura y sonidos neo-progresivos basados en capas de agresivo órgano a lo Camel.

Lost Summer es la balada de Too Many Goodbyes. Sonidos limpios de guitarra arropan la voz de Ken Senior, que nos cuenta la historia de dos amantes que viven separados y miran hacia atrás, a su antiguo pasado en común. Kiss Away The Pain, el penúltimo corte del disco, es un tema épico, con sonidos de mellotron, donde la guitarra guitarra de Steven se muestra, por fin, como elemento aglutinador.. Fragments es el epílogo, de nuevo 12 minutos de música instrumental, revelándose como la pieza que más se ajusta a los cánones del rock progresivo, con cambios rítmicos frecuentes, y constantes cambios de protagonismo entre guitarras y teclados, e incluyendo el algunos momentos ritmos de jazz y boogie. En definitiva, Too Many Goodbyes continúa la línea directa y progresiva de todos sus discos antecesores, y será del agrado de todo aquel seguidor del rock progresivo, en general.

©2008 Jorge Sergio