ENTREVISTA: BEYOND THE FIELDS

Por: Jorge Sergio

André Bollier es el líder de Beyond The Fields, un grupo que, desde Suíza, nos ofrece un estilo de marcado rock y folk, mezclado con otras influencias. Amablemente nos contestó a este entrevista exclusiva para Progweb, donde nos habla de sus futuros proyectos y de su modo de entender y vivir la música.


Hola André. Gracias por tu tiempo... No puedo evitar esta primera pregunta... ¿Cómo se originó Beyond the Fields?

Bueno, al principio de los noventa yo solía tocar la batería en una banda rock y funk llamada The Dudes. Sin embargo, al mismo tiempo, también escribía y grababa un montón de canciones folk. Así, cuando The Dudes decidió dejarlo en el 95 , supe que era el momento de empezar mi propio proyecto. Así es cuando empecé a buscar músicos rock y también folk que me ayudasen a conducir mi personal visión musical de la vida.

Has dicho que Beyond the Fields tiene influencias del folk irlandés y americano, del rock y del funk, así... ¿Podemos considerar a Beyond the Fields como una mezcla perfecta entre el rock y el folk?

Ciertamente siempre ha sido mi intención mezclar la música folk y rock en Beyond The Fields.

Al haber crecido con el hard rock y al haber sido yo mismo batería, siempre me han gustado las percusiones heavy y las guitarras eléctricas distorsionadas, pero también he tenido interés por la música folk en general y por el sonido de los instrumentos acústicos, como la mandolina en particular. Finalmente, simplemente me pareció natural el combinar las cosas que me gustan.

También has dicho que Beyond the Fields es, de hecho, más un proyecto que una banda real. La formación completa toca guitarras acústicas y eléctricas, bajo, batería y percusiones, violín y mandolina, pero hay una “versión acústica” del grupo. ¿Cuál es la diferencia entre los dos proyectos? ¿Es difícil mantener a la banda al completo?

Las principales diferencias entre la completa y la formación denominada “acústica” son los instrumentos utilizados y el sonido que se consigue debido a ello. En la formación acústica, que usualmente consta únicamente de tres personas, usamos sólo un djembe y alguna percusión adicional en lugar de un set completo de percusión, el cual nos da un sonido más folkie y menos orientado al rock. Sin embargo mantenemos las guitarras eléctricas. Así, para un trío folk, la formación “acústica” todavía es muy heavy. Con la formación completa, tienes el tratamiento de una banda rock completa, con batería, bajo y todo lo demás. La mandolina y el violín son normalmente parte de la formación completa solamente, pero a veces se unen a nosotros para conciertos “acústicos”. En realidad depende de la ocasión y de quién está disponible. De modo que, si, es difícil tener a los seis miembros de la banda juntos a lo largo del tiempo. Es por ello por lo que contrato músicos invitados cuando lo necesito.

Personalmente creo que la presencia de la mandolina da un toque muy bonito a la música de la banda. Pero hace algunos meses, Uwe, que era el encargado de ese instrumento, dejó Beyond the Fields. ¿Hay alguien nuevo tocando la mandolina?

Estoy totalmente de acuerdo contigo sobre lo que la mandolina añade al sonido de la banda. De hecho, la mandolina es uno de mis instrumentos favoritos, y la primera cosa que me puse a buscar cuando decidí poner en marcha la banda junto a otros músicos, fue a alguien que tocase la mandolina. Para contestar a tu pregunta, no, no hemos contratado a un reemplazo a tiempo completo de Uwe todavía, pero creo que es simplemente cuestión de tiempo.

También he visitado tu página web (www.beyondthefields.com) y he visto varias actuaciones en directo (banda completa y set acústico) en Suiza. ¿Qué nos puedes contar de tus experiencias al tocar en vivo?

¿Tocar en directo? Eso es lo mejor. Siempre es una experiencia refrescante. Siempre es bueno para tener sorpresas, porque nunca sabes qué va a ocurrir. Cada audiencia reacciona de forma diferente. Rápidamente ves qué tipo de canciones y qué tipo de aproximación prefiere el público y puedes responder a ello rápidamente. Mientras que me gusta tocar duro y rápido con la formación completa, particularmente disfruto con los conciertos “acústicos” más íntimos en instalaciones más pequeñas. Conciertos donde la audiencia y la banda están mucho más cercanos. Conciertos donde la gente no sólo escucha la música, sino que prestan atención a las letras. En esas ocasiones, busco una aproximación mayor que la de un cantante o compositor y comienzo a contar muchas historias y anécdotas entre canción y canción. Realmente es algo similar a estar sentado con los amigos y compartir canciones e historias tomando un café y pasteles. Esto me gusta mucho.

¿Te gusta experimentar con un montón de instrumentos diferentes?

Si, se puede decir que sí. Yo mismo produzco demos en casa de la mayoría de mis canciones ya terminadas. A veces grabo tan solo guitarras y voces y lo dejo así. Aunque otras veces cojo otros instrumentos y comienzo a improvisar sobre mis propias grabaciones, y, así, antes de que te des cuenta, has escrito y grabado arreglos completos para la banda. A través de los años he llegado a tocar y grabar bajo, batería, guitarras, piano, mandolina, recorder, harmónica, bodhran y otros instrumentos de percusión, aunque no soy especialmente bueno con la mayoría de esos juguetes. En realidad, todos los miembros de la banda tocan varios instrumentos. Cuando trabajamos juntos, no obstante, nos dedicamos a nuestros instrumentos principales.


¿Qué necesitas para componer música? ¿Tan sólo una guitarra en tus manos? La letra de Nothin’ To Say es curiosa: traducida al español “Estoy sentado aquí, intentando componer una canción, pero nada acude a mi mente...”

He compuesto canciones al piano. He comenzado otras con tan sólo un ritmo de percusión. O bien he escrito primero la letra, pero en la mayoría de los casos, de hecho empiezo improvisando con la guitarra. Encuentras un ritmo, un riff, algunos cambios de acordes, una línea de melodía o vocal que te gusta, y continúas a partir de ello. Normalmente escribo la música y la letra a la vez. A veces ya tengo ideas para la letra cuando cojo la guitarra. Otras veces el estilo de la música me da una dirección para las letras. En cualquier caso, las letras son, para mí, tan importantes como la música. Realmente invierto horas hasta que estoy finalmente contento con cada palabra, y no estoy hablando tan sólo del contenido. Las palabras tienen una cualidad musical por sí mismas. Tomar las letras de una canción seriamente es muy parecido a escribir poesía. Debes poner mucha atención tanto al sonido natural como al ritmo de las palabras y las frases. Algunas palabras y frases encajan bien juntas, otras no.

¿Nothin’ To Say? Bueno, en realidad no es más que una canción ligeramente irónica sobre el bloqueo de un compositor y sobre el modo sencillo de compensarlo. Básicamente es una canción sobre escribir cuando en realidad no tienes nada sobre lo cual hacerlo. ¿No tienes nada que contar? Entonces di que no tienes nada que decir y finalmente ya has contado algo después de todo.

¿Cómo “atacas” tus composiciones con los demás músicos?

Debido a que las canciones son escritas por mí a solas, los arreglos ya están hechos con la banda. Puedo ser el responsable de algunos adornos y ocasionalmente puedo pedir una cosa específica aquí o allá, pero no distribuyo partituras ni nada parecido. Normalmente simplemente doy a los miembros del grupo hojas básicas de la canción y mis demos caseras y les pido que empiecen con lo que les haga sentir que suena mejor. Entonces intentamos tocar nuestras ideas juntos, para ver lo que funciona y lo que no. Por supuesto, me tomo la libertad de decir qué partes me gustan y cuales quiero que se cambien, pero, al final, los arreglos los hace la banda al completo.

El primer álbum de Beyond The Fields titulado Home fue publicado en 1999 con tres interesantes canciones. Puede ser una buena muestra de tus ideas musicales. Pero ¿qué nos cuentas de tus proyectos futuros? ¿Es difícil publicar tu música en Suiza?

Seguro que habrá más CDs en el futuro, simplemente no te puedo decir todavía cuándo y dónde. Lo que sí puedo decirte es que hay montones y montones de canciones terminadas que simplemente esperan a ser grabadas correctamente.

¿Que si es difícil publicar nuestra música en Suiza? Definitivamente sí. Generalmente resulta difícil que te publiquen música original y “hecha a mano” sin que siga la corriente general. La industria de grabación intenta jugar sobre seguro en estos días, parece que más incluso que en el pasado. Simplemente es mucho más fácil vender discos con actores muy conocidos o con participantes en shows televisivos que arriesgar dinero en artistas y música desconocidos. Además las miradas siempre se venden mejor que las canciones. No, la industria discográfica y del arte en general no es precisamente famosa por ser particularmente innovadora o atrevida. Suiza no es una excepción en esto, me temo. Si te conviertes en una banda “clon”, quiero decir que si copias sin vergüenza el sonido de otra banda famosa, por ejemplo Nirvana, Radiohead, o cualquiera de las bandas de pop británico, tus posibilidades de que te publiquen son mucho mayores, porque la industria ve un potencial de mercado en ti. Por supuesto Beyond The Fields no es ese tipo de banda y nuestro estilo propio de rock y folk no es exactamente el “sabor de estos días”.

¿Recuerdas la primera canción que compusiste?

Si, lo recuerdo. Mi primera canción fue una pieza llamada Requiem, una canción sobre cómo la humanidad explota el planeta en el que vive, sin darse cuenta que está sellando el futuro de su propia especie. Hoy en día diría que era unan canción de folk rock rápido. En aquellos días, cuando la escribí, que fue antes de que me interesase seriamente por la música folk, simplemente pensé en ella como una canción rock escrita y tocada con una guitarra acústica, pues ese era el modo en que quise hacerlo, y de hecho así sigo haciéndolo.

¿Quiénes son tus músicos o bandas favoritos? ¿Hay influencias directas de ellos en tu música?

Hay tantas bandas y músicos que me gustan que no podría decirte una lista completa aquí. Me gustan muchos estilos diferentes musicales y tengo favoritos en cada uno de esos géneros. Con respecto a las bandas listadas en tu propia página web, mi primera elección sería Pink Floyd. Roger Waters es, ciertamente, uno de mis compositores favoritos. Ahora, ¿su aproximación muy emocional e introspectiva tiene una influencia directa en mi modo de componer? No lo sé, pero sin duda me he sentido como en casa con trabajos como The Wall.

Otra banda que me gusta es Mano Negra, no sólo porque es una de las mejores bandas en directo de siempre, si no también porque no se preocupan de las barreras musicales. Juntaron los estilos que quisieron. Las canciones en francés junto con ritmos latinos, canciones reggae y ska, o feroces canciones punk. Una aproximación artística que aprecio mucho y que comparto con ellos.

También puedo ver la influencia de bandas folk rock celtas como The Pogues en mis composiciones, ya que sin duda me gusta escribir y tocar canciones folk rock rápidas. Sin embargo, al final, nunca intento copiar el estilo de nadie. Es más bien como si escuchas a alguien como Keziah Jones y sientes que quieres escribir algo funky. O si escuchas a Mano Negra y dices: “Hey, quiero escribir algo latino, para cambiar”


Realmente he disfrutado tu música, un estilo folk-rock fresco. Esperaré impaciente tus trabajos futuros. ¿Quieres añadir algo?

Bueno, gracias por hacerme esta entrevista y muchas gracias por apoyar a artistas independientes como Beyond The Fields. Es la gente como tú la que asegura que este sea un mundo musical más allá de las “celebridades” que cantan en la TV, grupos de chicos y chicas hechos por un molde y otras marionetas de la industria musical.