ENTREVISTA: JUAN CARLOS CUELLO

Por: Manuel Lemos Muradás

Quizás por el nombre no os suene de nada pero este madrileño ha trabajado con nada más y nada menos que con gente del cine como Alejandro Amenábar, Álex De La Iglesia...En esta pequeña entrevista lo descubrimos para todos vosotros. ¡Un placer!

En el año 2.003 pusiste la música al corto de Yolanda García Serrano "Maltratadas". Por desgracia cada dia mueren más mujeres a manos de sus parejas. ¿Cuál podria ser la solución para evitar estos asesinatos?

A medio y largo plazo la educación.

En el año 2.004 compusiste la banda sonora para la película "Valentín" de Juan Luis Iborra. Dicha banda sonora fué nominada a los Goya. ¿Cómo es la gala por dentro?

Como nominado no tienes la oportunidad de ver la gala por dentro, la ves como público. Siento no poder responderte.

"Valentín" está llena de mucha melodia. ¿Cómo fué el trabajo para esta banda sonora?

Estimulante y difícil. Trabajamos muy duro con el director, Juan Luis Iborra y el productor, Marc Cases y se barajaron muchas opciones para algunos de los bloques musicales hasta que nos decidimos por las que creímos las mejores.

También has trabajado para "Kika" de Pedro Almodóvar. Cuéntanos en que consistió tu trabajo y como es Pedro a la hora de trabajar con él.

Fue una pequeña colaboración. Consistió en adaptar y grabar dos bloques de música de la película Psicosis, de Bernard Herrmann. No tuve contacto directo con Pedro en esta película, fue un encargo de la directora de producción. La película no llevaba música original, la banda sonora se componía de músicas preexistentes cuyos derechos se adquirieron para sincronizar dichas músicas en la película. En el caso de estas dos músicas de Herrmann, hubo algún problema a la hora de gestionar los derechos de los músicos que ejecutaron la grabación original y El Deseo opto por realizar una nueva grabación.

En el año 1.992 el director Álex De La Iglesia sacaba un producto lleno de ciencia ficción y gore, algo raro por aquellos momentos en el cine español. Esa película se llamó "Acción Mutante". Háblanos de aquella experiencia.

Ha llovido mucho desde entonces. Fue frenético. En unos pocos días hubo que resolver la banda sonora. Suerte que no fue mucha música.

¿Cómo ves el panorama actual de la banda sonora tanto en España como fuera de ella?

Muy bien, cada año aparecen 30 ó 40 nuevos compositores de bandas sonoras en nuestro país. Es estimulante que salgan tantos talentos nuevos cada año.

El verano del año 2.004 fué un poco atípico en cuanto a la "famosa" canción del verano ya que el tema que triunfó fué uno de unos 30 segundos y que servia de banda sonora para el anunció de la ONCE. Tu fuiste el creador.. ¿Qué te parece haber sido el autor del tema del verano aunque sea en la sombra (risas)? ¿Cómo se te ocurrió este tema?

Forma parte de mi trabajo. La verdad es que es gratificante que todo el mundo conozca algo que has creado tú. Como siempre, no hubo tiempo de pensar. La agencia de publicidad me pasó la letra y me dio una orientación de lo que esperaban y prácticamente fui creando la melodía mientras leía la letra.

¿El Trabajo de compositor de Bandas Sonoras es muy intenso en cuanto a que siempre os dan poco tiempo para concluir vuestro trabajo?

Nos den el tiempo que nos den, siempre es poco.

También tu nombre está relacionado con el de Cecilia y Nino Bravo. Cuéntanos.

Participé como arreglista y programador en varias producciones discográficas en las que se hacían duetos entre estos cantantes desaparecidos con otros de actualidad en ese momento.

¿Te consideras un compositor de anuncios, Televisión o cine?

Intento ser un compositor.

¿Qué piensas de compositores como Hans Zimmer que utilizan intrumentos electrónicos en sus composiciones para el cine?

No veo qué hay de malo en utilizar instrumentos electrónicos. Otra cosa es que se intente engañar al público intentando hacer pasar un teclado por una trompeta.

¿Proyectos?

Todos

Como productor has trabajado para gente como Alejandro Amenábar en "Abre los Ojos". ¿Cómo es tu faceta de productor?

Consiste en poner en manos del creador los medios necesarios para que su trabajo vea la luz en las mejores condiciones y que esto sea económicamente viable para el productor de la película.