ENTREVISTA: PRISCILLA HERNÁNDEZ

Por: Manuel Lemos Muradás

Publicamos la entrevista de Manuel Lemos a Priscilla Hernández. Esta entrevista apareció en el magazine World Music, pero no en su versión íntegra, que sí podeis leer ahora.

Acabas de publicar el cd Ancient Shadows dentro de un estilo que podriamos definir como New Age Gótico. Creo que has creado una "escuela" propia. ¿Cómo te sientes con este parto?

El parto es lo más fácil, lo más duro es criarlos y educarlos. La verdad, no parece como algo que haya terminado (todavía), quedan muchísimas cosas por hacer, y aunque es verdad que sientes el alivio lógico de haber culminado una etapa importantísima de tu camino, que es la publicación en sí, soy muy consciente de que queda mucho por recorrer, tanto en su promoción como en los directos. En realidad me siento casi al principio de un viaje, más que alcanzando una meta. Tuvimos muchísimos problemas, incluso en su manufactura ya que la primera fábrica nos falló y tuvimos que repetirlos. Toda una odisea que me puso muy a prueba, pero una vez lo vi en mis manos, acabado, creo que finalmente pude sentir lo que cualquier artista siente al ver su primer trabajo formal.

Sí, Ancient Shadows (Sombras Antiguas) navega entre géneros. No soy partidaria de etiquetas, además al haber tenido total libertad para hacer lo que salía de mi alma, al margen de cualquier canon, he podido jugar y experimentar con diferentes estilos musicales, sin preocuparme en absoluto de las definiciones, terminando por abordar incluso ramas aparentemente contradictorias como el "gótico" y el "heavenly". Yo lo he definido con frecuencia como "gótico etéreo" tras un par de años trabajando con el término, ahora parece haberse instaurado un género homónimo.

Sin entrar en la discusión de si realmente encaja o no en esta rama, creo que lo denomino gótico porque tiene un carácter mágico,oscuro, espectral y melancólico, casi triste en muchos temas. Pero al mismo tiempo nunca abordándolo con dureza sino con sonidos suaves y lánguidos. Personalmente creo que mi pasión por las bandas sonoras ha dejado una impronta muy marcada en este álbum, homogeneizando y difuminando los límites de lo que en principio parecía una dualidad casi antagónica.

Tu música además contiene muchos elementos fílmicos. Sonidos que se mezclan con abundante piano, teclado, percusiones...pero ante todo Ancient Shadows es un enorme derroche de voz, de tu espectacular voz.

Mi voz... Debo confensar, con toda honestidad, que aunque comencé a componer de muy pequeña, incluyendo canciones con letra, en principio no pensé en usar mi propia voz para ellas. No se puede decir que no cantase (en mi intimidad), de hecho de niña, antes de decantarme por los teclados, componía muchos temas íntegramente con la voz (utilizando cassettes y grabando capa sobre capa con la voz toda la instrumentación). Paralelamente pasaba del piano de una octava que le regalan a cualquier niño, al Casio y ya en los noventa a mi primer sinte (¡y ellos afinaban a la perfección! ). Por alguna razón muchos cantantes encuentran problemas al oírse a sí mismos, y como mi vida parecía discurrir por un camino en que la música era meramente un hobby oculto, pues mi voz permaneció en silencio mucho tiempo.

En el 2002 subí mi primera maqueta a la red, I Steal the Leaves, aún con una nota de "se busca cantante", en esa primera maqueta canté para formalizarla, y aunque la calidad de grabación dejaba mucho que desear (gracias a dios hemos aprendido mucho desde entonces), enseguida la gente comenzó a animarme, descubriendo poco después no sólo como iba mejorando conforme seguía trabajando esta nueva faceta sino que además la disfruto tanto que ahora me resulta imposible abandonarla. En realidad siempre me gustó cantar, pero no era consciente de que mi voz no sólo fuese válida para ello sino que a muchos incluso les gustaba. Oyendo lo de entonces y el actual resultado veo al menos un avance extraordinario, y me da la ilusión de seguir mejorando en el futuro, aunque siempre tiendo a considerar mi voz como un instrumento más, el conductor de la historia y de la letra, con la misma importancia pero no más que el resto de los elementos compositivos que fabrican cualquiera de mis temas. De hecho, debo confensar, que en mis estanterías figura primordialmente música instrumental.

Es curioso como normalmente me suelen comparar con Enya, Kate Bush o Tori Amos. Debo confesar que gracias a las comparaciones he descubierto estas dos últimas, pero en mi caso concreto no fueron los artistas que me inspiraron. Vocalmente recibí una gran influencia de Roland Orzábal (cantante de Tears for Fears), Liz Fraser (de Cocteau Twins) e incluso Sting y Cyndi Lauper y muchas de las canciones de Mike Oldfield. Sí, sí, aquellos maravillosos ochenta.

Además hay otro tipo de arte importante en este cd: la pintura. Las ilustraciones son fantásticas. ¿Cómo has trabajado esta faceta? ¿Hay una relación estrecha con la música?

Como dibujante de arte fantástico y gran devoradora de libros, no puedo evitar sentir fascinación por los cuentos ilustrados, especialmente los de hadas. Añoro cómo nos hacían valorar muchas cosas, conceptos quizá hoy demasiado heroicos o puros, pero necesarios como el valor o el amor verdadero. Pero quizá me siento más próxima a las historias de fantasmas, mi género literario favorito. Este entorno crepuscular me parece que alberga un romanticismo y tristeza incomparable. Yo comencé escribiendo historias, luego dibujándolas y finalmente como si se tratase de una banda sonora, de darles una nueva dimensión, la musical. A finales de los noventa comencé una historieta tipo comic llamada Yidneth, que ahora da nombre a mi compañía (existe gran confusión puesto que muchos pensaron era mi nombre artístico cuando lo es Priscilla Hernández). Yidneth era precisamente un cross-over entre el mundo de las hadas y los fantasmas, y aunque realmente no hay nada de Yidneth en Ancient Shadows (salvo el tema Lament) el antagonismo hada-fantasma persistió.

Pretendo terminarlo algún siglo de éstos y quizá luego me embarque en hacer una banda sonora íntegra para dicho proyecto. Creo que merecerá la pena el esfuerzo. En el caso de Ancient Shadows aunque creo existe una gran coherencia conceptual que une todos los temas, se trata de "fragmentos", "visiones", historias o cuentos como quiera abordarse. Como diferentes cuadros o pinturas, momentos y emociones. Desolación, amor, tristeza, miedo... y muchos sentimientos encontrados que acechaban mi propio espíritu cuando era víctima de mi propia fantasía, sobre todo en edades más tempranas. De alguna forma me niego a olvidar toda esa magia, y quise atrapar esas "ensoñaciones".

En tu música se palpa una enorme influencia del mundo de la fantasia, las Hadas...¿Qué te inspira?

En Ancient Shadows quise no obstante abordar varios tópicos de los cuentos: sauces amargos, fantasmas enamorados, casas encantadas, hadas vengativas... y luego lo hilvané con algo que ha sido trascendental en mi vida, la "parálisis del sueño" (SP) y las alucinaciones "hipnagógicas" e "hipnopómpicas", un desorden del sueño poco conocido pero muy frecuente; para mí, por experiencia propia, un tenue y delicado límite entre los sueños y la conciencia. Por eso el cd comienza y termina con Facing the Dream (Enfrentándose a un Sueño) aludiendo inequívocamente a este fenómeno. Del mismo modo, mientras Pesadilla aborda el lado menos benévolo de los terrores nocturnos y la parálisis del sueño, Ancient Shadow (escrita en 1998) lo reinterpreta de una forma mucho más romántica. Para mí, más que un problema ha resultado finalmente en una fuente de inspiración, como lo ha sido para incontables artistas, gremio en el que la poco conocida SP es casi una constante. Quizá por eso hay un velo de sombra que planea en el cd, pero no son más que las mis propias dudas y miedos, mis propios sueños y anhelos. Creo definitivamente que la música me ayuda a enfrentarme a ellos, y verlos cubiertos con un halo de magia y misterio.

Ancient Shadows tiene una historia muy triste y muy bonita a la vez: está dedicado a una perra, Kira. Háblanos de esto.

Kira, mi amiga y mi musa... ¿Qué se puede decir sobre ella?. Fue una husky siberiana preciosa, era la amiga más fiel y salvó mi vida en muchos sentidos. En muchos aspectos se puede decir que ella me enseñó a soñar. Volviendo al tema de la "parálisis del sueño" Kira llegó en un momento en que necesitaba un "guardián" a los pies de mi cama y jamás dejó de protegerme. Cómo echo de menos nuestros paseos, y verla corretear en los campos. Durante ocho años fuimos inseparables y se convirtió en mi familia y en mi hogar. Me sentí muy perdida cuando murió, sobre todo porque se fué inesperadamente, en su mejor momento.

Creo que desarrollé un sentimiento tan maternal que pasarán muchos años más para que logre superar su pérdida. Quizá mi anhelo por comunicar mi arte públicamente tomó más fuerza por hacer algo en su memoria. Y es así como, empezando por una sección honorífica (kira.yidneth.com) me puse en el camino de conseguir logros en su memoria, empezando por crear nuevasmusicas.org y terminando por la edición de este cd. Ancient Shadows va dedicado a ella, como todo lo que he creado a lo largo de estos últimos años. ¡TE QUIERO, KIRA!

¿Cómo nació Priscilla Hernández musicalmente hablando? ¿Cómo fué el viaje hasta aqui?

Creo que fue en preescolar cuando me regalaron mi primer piano de juguete. Era una niña muy fantasiosa y me gustaba inventar cuentos y canciones. Tras ese, llegaron varias generaciones de teclados de juguete, y compartía la afición por la música con mi hermano Germán. A veces improvisábamos sobre temas conocidos y él supervisó mis primeras composiciones. Ninguno de los dos estudió música (aunque ahora me percato de la gran importancia que tiene y trato de recuperar el tiempo perdido) así que se puede decir que soy autodidacta. Desde finales de los noventa hasta el 2002 paré por completo tanto la música como la ilustración, debido a mis estudios universitarios como bióloga molecular. Sin embargo me dí cuenta de que no era una persona feliz Creo que me dí cuenta que mi verdadera vocación era la de artista. Rescaté un viejo yamaha de lo alto de un armario grabé en condiciones precarias I Steal the Leaves y la subí a mp3.com. Internet es un medio extraordinario para los artistas que empiezan, sobre todo porque coloca a los famosos y a los que empiezan a un mismo nivel a los ojos de muchos internautas. La informática musica también puso a mi alcance medios para mis primeras grabaciones y forzada a aprender todo lo deprisa que pude.

Hasta ahora, al ser bilingüe y tener casi todo mi repertorio en inglés, la gran mayor parte de mis oyentes residen en el extranjero, pero espero que con la edición física de Ancient Shadows, genere un poco de atención en mi propio país. Por ahora el cd está disponible a través de mi misma y varios co-distribuidores no exclusivos, pero lamentablemente existen mayores puntos de venta fuera de España que dentro de ella. Internet puso a mi alcance una forma de comenzar esta aventura, hoy en día, cuatro años después, esta es mi profesión.

La última vez que hicimos recuento estábamos a punto de superar los dos millones de escuchas y descargas entre los sitios cuyas estadísticas podía controlar. Por supuesto en la gran maraña que es internet quizá no signifique gran cosa, pero entre ellos ha quedado gente que aprecia mi trabajo, y ahora mismo me siento cómoda con mi actual situación. Cuando alguien te escribe y te dice que eres su artista favorito desde un país muy remoto, poco importa que no seas un bestseller. Yo estoy satisfecha con mis logros, y ahora con el cd publicado, siento que he dado el siguiente paso lógico. Por supuesto carezco de los medios para hacer una gran promoción, pero quizá no la necesite, me basta con que el público que aprecia lo que hago la encuentre y la disfrute. Jamás pensé que tomar la decisión para dedicarme plenamente a la música, y que dejara de ser un divertimento para pasar a ser una vocación profesional, iba a requerir tantos sacrificios, pero no me arrepiento.

Además de cantante y compositora has creado un foro dedicado a las Nuevas Músicas.

Sí, hace ya más de dos años creé junto al compositor navarro Héctor Corcín, una plataforma para la promoción de músicos independientes en géneros como el new age, bandas sonoras, neoclásico, voces etéreas (que es mi caso) y bueno, todo aquello que no tiene cabida en una sala de baile, sino que oyes en momentos más introspectivos, tomando una taza de café echado en tu sillón. Se nos ocurrió que al ser géneros tan "marginados" desde el punto de vista comercial, y más en nuestro país, haríamos un gran bien aunando la "cantera de nuevos talentos" que empezaba a ebullir con fuerza en internet. Muchos de ellos, incluyendo nosotros mismos, estában ganando reconocimiento en páginas especializadas y radios en todo el mundo. Creo que en España hay buena música new age, gente que quizá debiera tener más reconocimiento, por citar unos pocos, Héctor Corcín, Roger Subirana, Gnomusy, Ohm Spirit Sound, Pepe Acevedo, Ramón Mendigorri y muchos muchos más. Una gran familia de músicos, para mí, de amigos. Nuevas Músicas se enfoca también a la promoción de medios que a su vez promocionan estos géneros, así contamos con varias páginas asociadas, como enelaire.org y lostfrontier.org, todos actuando en sinergia por un bien común.

Hay un tema en tu disco que se titula Away que desde mi punto de vista es tremendo. ¿Cómo creaste esta maravilla?

Debo confesar que mis favoritos son quizá The Call of the Nymph y Haunted pero quizá, por su carácter un poco más comercial con percusión electrónica, Away (Lejos), ha resultado llamar más la atención. Es un tema que escribí cuando tenía doce años, aunque por supuesto ha pasado por un profundo repaso (sobre todo en su instrumentación) para ser publicado en este trabajo. Es una canción que a su vez es "respuesta" a otra canción que no está incluída en Ancient Shadows y que he pensado lanzar junto a otros "reprises". A esa edad se suponía que debía crecer y abandonar la seguridad de mi mundo interno para aceptar una realidad más mundana.

Era como un pájaro atrapado en una enorme jaula, de dimensiones inimaginables, pero aún atrapado. Mis castillos encantados se cayeron, mis reinos de fantasía se desvanecían y empecé a temer que olvidaría todas esas cosas mágicas que el niño percibe. Como supongo, para cualquier niño que entra en la adolescencia, el mundo se hacía nuevo pero hostil, y bullía con gente que realmente no podía oirme. Asustada pensé que lo único que quería era estar de nuevo a salvo en mi propio mundo, abandonarme a mis fantasías más allá de cualquier límite o lugar... muy lejos... y es así como Away surgió. Así todo el tema transcurre entre dos sentimientos encontrados, ser liberado, y ser feliz encerrándose en uno mismo, para culminar en una pacificante aceptación de ambas cosas.

Este disco llega acompañado de la creación por tu parte del sello discográfico Yidneth.

Yidneth es mi marca y compañía, que toma nombre de un proyecto de comic del mismo nombre. Por ahora ha sido vehículo para la publicación de mi propio trabajo, pero no se restringirá a mí misma y ya existen varios proyectos en camino bajo el sello. Quizá también me anime a publicar el comic originario convirtiéndola así en editorial. Creo que con un poco de determinación, hoy es posible, más que nunca, que un artista se autogestione. Confieso que es agotador tener que hacer todas las tareas de una empresa cando en realidad anhelas sentarte tranquilamente y componer. Por ahora es necesario. Luego por supuesto está encontrar distribuidores, sponsors y delegar otras tareas. Tiempo al tiempo.

¿Cómo son tus conciertos?

Cómo son depende de los medios disponibles, lamentablemente. Cómo querría que fuesen si existiesen medios lo tengo muy claro, pero actualmente seguimos en la busqueda de sponsors que nos ayude a convertirlo en realidad. No obstante, aunque hemos repetido diferente tipo de fórmulas en cuanto a la formación, el problema fundamental es que en el cd yo compongo toda la instrumentación, y en el directo esto no es factible, así que tengo que contratar a músicos que lo interpreten. Normalmente la formación mínima son dos teclados (normalmente yo toco uno en muchos de los temas aunque me sentiría más cómoda solo cantando), un violonchelo, una guitarra acústica, coros y flauta unido a la base electrónica con proyección de imágenes y videos. Aunque no siempre esto es posible, ya que como he dicho, depende mucho de donde y quién organice el concierto. Todas las fórmulas son posibles desde humildes actuaciones en las que sólo canto, conciertos acústicos a piano y voz, o como yo prefiero, hacer un despliegue más audiovisual con las bases, los instrumentistas y videos y letras proyectados. La idea que más revolotea en nuestra cabeza es afianzar ese carácter de "cuentos" que tienen las historias con una "interpretación" más teatral, trabajando lo más posible la puesta en escena para escenificar las historias. Poco a poco vamos incluyendo detalles y "coleccionando" atrezzo para mejorar cada actuación (cuando es posible), pero lo más fundamental es encontrar gente que apoye en nuestro proyecto, ya sea participando o apoyándolo. En cualquier caso estamos abiertos a cualquier oferta en management@yidneth.com.

¿Un músico sin oyentes sería un ser realizado? ¿Qué es para tí la música?

En mi caso, como ya mencioné antes, esa necesidad respondió mucho a hacer honor a la memoria de alguien (Kira). Pero creo que mentiría si no admito que creo que todo artista necesita mostrar su trabajo. Lo que sí pienso honestamente es que no importa la "cantidad" sino la "calidad" del oyente. Aunque pocos, si realmente la persona que te escucha puede entender, compartir y emocionarse con lo que haces, entonces con uno sólo me basta. Creo que en todo arte hay un concepto de creación, y otro de comunicación.

La música es una necesidad de mi alma que ha arraigado tan firme que ha cambiado mi vida por completo estos últimos años. Creo que hay música dentro de mí, solo sueño con ser capaz de darle forma. Pienso que aún soy un intérprete muy limitado para darle fuera una forma lo suficientemente fiel a lo que realmente quería concebir. Este objetivo es un desafío, no obstante, y espero que eso me mantenga con la ilusión y la iniciativa de mejorarme día a día, y con la esperanza de aproximar lo más posible lo que siente mi corazón a lo que luego escucha el oído.